miércoles, septiembre 4

La trilogía Malzieu


POR: JULIE CAÑARTE.

La mecánica del corazón, La alargada sombra del amor y Metamorfosis del cielo son los tres libros que han impulsado la fama de Mathias Malzieu. Tres historias delicadas, sublimes que se evocan en un tiempo distinto, con situaciones que llenan a sus personajes de angustia y esperanza.

La mecánica del corazón se dibuja bajo la delgada línea del amor como atadura o liberación, en sí el amor es demasiado idealista pero los seres humanos nos enclaustramos en esa metáfora de la vida queriendo convertirla en la metáfora extendida perenne. De esta misma manera Jack, el niño con el corazón de madera creado por su madre para que sobreviva entiende el amor, el amor es peligroso puesto que su corazón no podría resistirlo pero ¿el amor lo puede todo? Ciertamente en el libro sí, resulta que el débil corazón de Jack se había repuesto después de tantos años que su corazón de madera había dado la batalla por el real.

 Es el amor una línea común en Malzieu entonces, por lo menos en esta trilogía como yo la identifico, en La alargada sombre del amor,  el hilo conductor es la muerte, como sobrellevar el dolor de perder a alguien tan cercano a ti, como sobrellevar la idea de nunca más estar juntos. Eso a la vez es amor, el amor es la fuerza y  la destrucción;   la construcción de las relaciones entre familiares está basada en amor, conjugado con otros múltiples factores, hay una parte irreductible de ellas, el aprecio hacia el otro, pensándolo así, la pérdida de una madre para un niño significa el fin de una etapa. Los padres comprenden una etapa donde tienes derecho a ser niño, cuando uno de ellos falta, la adultez aparece más temprano, el dolor te hace adulto.

“Para mí, el objetivo de este ‘juego’ consiste en seguir vivo pese a la muerte.  Antes era un poco romántico con todo esto, ¡pero realmente solo es una mierda asquerosa! Ahora que voy al cementerio con papá, he cambiado de opinión.
Veo como se le tuerce el gesto siempre que se acerca a la tumba. Se repite lo mismo una y otra vez: arregla las flores, limpia, se ‘ocupa’ de algún detalle.
Me encantaría poder contarle la historia del gigante y de cómo manejo el duelo con la sombra. Cómo me escondo, cómo trato de rehacer mi vida interior. Pero es demasiado pronto. No encuentro las palabras.” (Extracto de La alargada sombra del amor )

Mathias (el personaje) perdió a su madre y un gigante le prestó una alargada sombra dentro de la cual se refugia ante el dolor, el vacío, la pérdida del amor. Lo reconfortante es saber al final que el amor no se pierde, se modifica. La muerte se toma como una etapa más de la vida y el amor reconforta la pérdida.

La trilogía se completa con Metamorfosis del cielo, una historia de un hombre que está al borde de la muerte, que solo sueña con volar y ha vivido hasta este punto colmando su cuerpo de extensas travesías, demasiadas para su enfermedad. En este hospital conoce a la mujer que lo libera, creo que en este punto comprendemos de nuevo el guiño hacia el amor, una doctora que por las noches se convierte en un ave roja.

Tom Cloudman logra descubrir el secreto y le pide que lo convierta en pájaro para ser libre y ella lo cumple con una condición, que le dé un hijo. Es bastante extraña la proposición pero a medida que se lee se entiende que es necesario el encuentro para el proceso de transformación de Tom, de repente le salen plumas de los brazos, es todo un desastre, pero es sublime, es convincente, es entretenido, es un espectáculo como los que él solía hacer en las calles para su público.

Malzieu tiene una literatura suave, moderada, de fácil lectura, con metáforas que esbozan sonrisas continuamente. Sus temáticas giran alrededor del amor y sus transformaciones, es altamente recomendable para jóvenes sin querer decir que es literatura light. En realidad tienen mensajes que evocan reflexiones con segundas o terceras lecturas ya que a simple vista podría pasar por una buena historia de ficción.


No hay que pasar desapercibido el trabajo del autor que entregó estos tres ejemplares a tan solo un año de separación del otro y preservan una misma línea que los identifica. Sería interesante ver una nueva línea converger en su trabajo sin embargo, es una lectura muy apropiada para iniciar la ficción, está bien trabaja al punto en que es verosímil a la historia y eso es lo que mantiene al lector apegado a una obra., vivir la ficción como si fuera cierta y posible.