martes, marzo 31

Fernanda Trías: "Defendería a Gregorio Samsa de los manzanazos"

Fotografía de Fernanda Montoro
La nueva invitada a responder nuestras Matapreguntas es Fernanda Trías (Montevideo, 1976), autora de La ciudad invencible, El regreso, La azotea y otros libros. Tiene una maestría en escritura creativa de la Universidad de Nueva York y ha participado en numerosas antologías, entre ellas El futuro no es nuestro y Asamblea Portátil.

Trías confesó a Matavilela que su único vínculo con Ecuador es Pablo Palacio: "Una vez, de viaje en un destino tropical, me tuve que proteger del aguacero en un mercado. La lluvia sonaba fuerte en los techos de metal. También esperando que escampara, había un hombre bastanate enigmático, de gafas gruesas, ojos chicos pero muy oscuros. Estaba leyendo un libro y yo me estiraba de todas las formas posibles para ver qué era. Finalmente se dio cuenta y me miró (ahí me di cuenta de que tenía esa forma de mirar intensa, como si atravesara las cosas). Resultó que leía a Pablo Palacio, y yo nunca había oído hablar de él. Me dijo que tenía suerte de no conocerlo, porque eso significaba que aún me quedaba un gran autor por descubrir. Al final paró de llover, o paró de llover lo suficiente, y yo le prometí que iba a conseguir el libro. Fue la única vez que me sonrió, tenía una sonrisa muy linda, de dientes chiquitos y levemente separados. Pocos desués leí Un hombre muerto a puntapiés y me fascinó."


¿Cuál fue el último libro que leíste?

Fuerzas especiales, de Diamela Eltit.

¿Qué libros has robado?

El desierto de los tártaros, de Dino Buzzati, y El interior, de Martín Caparrós.

¿A qué escritor resucitarías y para qué?

A Mario Levrero, porque sólo con él podía hablar de catástrofes y otras formas de la hiponcondría.

¿Qué cantas en la ducha?

No canto, pero si alguna vez lo hiciera, apuesto que sería The Beatles.

¿Qué harías con un Gregorio Samsa en tu familia?

Lo querría. Le abriría la ventana. Lo defendería de los manzanazos.

¿Cuál ha sido tu peor trabajo?

Trabajar de vendedora de ropa en una tienda elegante.

¿Cuál es tu secreto peor guardado?

El peor guardado creo que ya todos los saben.

¿Qué te gustaría hacer que no tenga que ver con la literatura?

Estar en contacto con animales exóticos, que para una uruguaya son casi todos menos las vacas. Nadar con belugas, tocar ornitorrincos, adoptar un erizo bebé. Cosas así...

¿A qué autores jóvenes recomiendas?

Juan Cárdenas, Liliana Colanzi, Diego Zúñiga, Rodrigo Hasbún, Valeria Luiselli, Matías Capelli, Elvira Navarro, son los primeros que me vienen a la mente en este momento del 78 para arriba.

¿Cuál es el primer libro que recuerdas haber leído?

Lo primero que recuerdo es leer la enciclopedia, mirar las láminas que clasificaban invertebrados, plantas, banderas, etc.y leer las descripciones. También recuerdo un libro de constelaciones y galaxias de mi padre que tenía un mapa desplegable del cielo.